Un mundo de fieras

Javier Goerlich Lleó. Arquitecto valenciano
Javier Goerlich Lleó. Arquitecto valenciano
11 noviembre, 2015
Libro Surcadora
Surcadora
22 noviembre, 2015
Mostrar todo

Un mundo de fieras

Un mundo de fieras

Un mundo de fieras. Grandes carnívoros en la prehistoria valenciana’ (‘Un món de feres. Grans carnívors en la prehistòria valenciana’), es el título del libro impreso por Pentagraf Impresores S.L. y producido por el Museu de Prehistòria de València, con la colaboración de Esfera Proyectos Culturales.

Un libro de 64 páginas en el que se trasmite una historia sobre competición, predación, miedo, atracción y belleza, a la vez de dar nombre a una nueva exposición que se presenta en el Museu de Prehistòria de València.

Esta exposición lo hace dentro de la serie “Tresors del Museu de Prehistòria” en la que se explican las relaciones entre los grandes carnívoros y grupos humanos en la prehistoria valenciana.

Un mundo de fieras. Grandes carnívoros en la prehistoria valenciana

Podemos decir que el origen de este libro podía remontarse al verano de 2013, cuando los espeleólogos Vicent Sanchis y Rebeca Díaz, del Club d’Espeleologia l’Avern d’Ontinyent, localizan diversos restos óseos en una zona inexplorada del Avenc de Joan Guitón, una sima situada en el término de Fontanars dels Alforins, al sur de la provincia de Valencia. Sin este hallazgo, tanto esta historia como este libro no hubiesen visto la luz.

Esta sima está emplazada en un paraje de vegetación mediterránea con pinos y carrascas conocido como Racó del Colmenar, sobre la vertiente SE de la Serra Grossa, formada por materiales calcáreos cretácicos a unos 770 metros sobre el nivel del mar.

Un mundo de fieras. Grandes carnívoros en la prehistoria valenciana

Los espeleólogos Vicent y Rebeca, tras superar diversos pozos, rampas, pasos estrechos, tramos verticales hasta llegar a unos 150 metros de profundidad, localizan los restos óseos que fotografían y tras ser evaluadas por Alfred Sanchis en el Gabinete de Fauna Cuaternaria del Museu de Prehistòria de València, señalan que podrían corresponder a un gran felino del género Panthera, posiblemente a un leopardo.

Panthera pardus Linnaeus 1758

En las tierras valencianas, los leopardos compitieron con los grupos humanos prehistóricos, neandertales y humanos anatómicamente modernos, por las presas y por el uso de las cuevas y abrigos.

Un mundo de fieras. Grandes carnívoros en la prehistoria valenciana

En este caso estamos ante el esqueleto de un leopardo (Panthera pardus Linnaeus 1758), un félido de talla media con hábitos solitarios y territoriales, donde los machos son más grandes que las hembras. Si bien actualmente habita por diversas zonas de África y Asia, durante el Pleistoceno tuvo una amplia distribución en Europa, incluida gran parte de la península ibérica.

Lo relevante de este caso es que los grandes carnívoros no son frecuentes en los yacimientos arqueológicos y normalmente aparecen en forma de restos aislados o fragmentados, siendo muy poco probable el descubrimiento de esqueletos completos y en conexión anatómica, como es el caso del leopardo del Avenc de Joan Guitón.

Exposición ‘Un món de feres. Grans carnívors en la prehistòria valenciana

Como adelantábamos, el Museu de Prehistòria de València presenta la exposición ‘Un món de feres. Grans carnívors en la prehistòria valenciana’ dentro de la serie “Tresors del Museu de Prehistòria”.

Un mundo de fieras. Grandes carnívoros en la prehistoria valenciana

En ella, nos avanza Helena Bonet Rosado, Directora del Museu de Prehistòria de València:

“Se presenta en primer lugar el esqueleto del leopardo del Avenc de Joan Guitón (Fontanars dels Alforins), el más completo de la península ibérica, pieza destacada de la exposición y punto de partida de la misma.

En torno a él, y a continuación, se exponen los grandes carnívoros que habitaron el territorio valenciano durante la prehistoria: osos, hienas, lobos, cuones, leones y leopardos, competidores de los humanos por el espacio y por las presas.

El tercer aspecto tratado es el de la representación de los grandes carnívoros en el arte figurativo prehistórico, que confirma las relaciones con los humanos y su inclusión en el universo simbólico de los cazadores-recolectores.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *